NUESTRA HISTORIA

Colegio Misión nace en 2008, teniendo claro que la verdadera transformación del país tiene que gestarse desde una sociedad civil organizada y formada esencialmente desde el ámbito educativo. Hacerlo nos permitirá favorecer un México más justo y más humano para todos.

Siendo así, nos reunimos un grupo de profesionistas apasionados por la educación, con la finalidad de ofrecer un Modelo Educativo Personalizado que permita al alumno(a) entender su papel en el mundo y hacerse cargo de su vida de una manera responsable, creativa y trascendente.

Misión

Inspirados en el método Montessori, pretendemos formar personas con calidad humana y académica para desarrollar con excelencia integral sus capacidades y potencialidades, para contribuir de manera eficaz, en la construcción de una sociedad más justa y humanamente solidaria.

Visión

En el año 2028 Colegio Misión será una institución educativa reconocida por ofrecer servicios educativos de excelencia con el mayor valor agregado en el Bajío, reflejando como Comunidad Educativa el modelo de sociedad que pretendemos favorecer a través de la práctica coherente de los valores que nos orientan y dan sentido a nuestro trabajo diario.

Valores

AMOR: meta última y más alta a la que puede aspirar el hombre, proporcionándole sentido y plenitud a su existencia.

AUTONOMÍA: capacidad de la persona para auto-dirigirse y gobernarse a sí misma con
base en un código de valores asumido personalmente, teniendo en cuenta la relación constitutiva con los otros.

COHERENCIA: búsqueda continua y permanente por vivir institucionalmente, conforme a los valores y principios compartidos.

COMUNICACIÓN ASERTIVA: manejo adecuado e inteligente de los conflictos y afectos desordenados, para interactuar y construir de manera efectiva a través del diálogo.

DISCERNIMIENTO: capacidad de la persona que le permite tomar decisiones libres, responsables y autónomas.

HONESTIDAD: respeto a la verdad y la rectitud ética en relación con los hechos y las personas, frente a una cultura del abuso, la corrupción y la falsedad.

HUMANISMO: centralidad de la persona y su dignidad inalienable en todo quehacer humano.

IGNACIANIDAD: modo de enfocar, buscar y encontrar el significado de la vida toda, a la luz de los valores evangélicos vistos desde el carisma de San Ignacio de
Loyola.

MAGIS: búsqueda continua y permanente por lograr el mayor desempeño en la aplicación de la tarea encomendada.

RESPETO: Favorecer la conciencia empática del sentido del otro.

RESPONSABILIDAD: capacidad para reconocer y asumir las consecuencias de nuestros actos libres en la historia.

LIBERTAD: entendida como el desarrollo de la capacidad para tomar decisiones a la luz de los valores que dan sentido y orientan la vida humana.

DESARROLLO SOSTENIBLE: Satisfacer «las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades».

PAZ: Entendida como el pilar esencial de toda educación: establecer la sana convivencia y la paz mundial, garantizando la protección de los derechos humanos.

TRASCENDENCIA: búsqueda del sentido último de la existencia humana.